Ir al contenido principal

¡Qué triste nuestra eternidad!

«Si todo lo que el Señor nos tiene preparado como bendición es de índole material, ¡qué triste nuestra eternidad y que paupérrima nuestra existencia en esta tierra!».

—David Franco, «Si me conviene escucho, si no, pues no» en ¡Ya Levántate!

Comentarios

Entradas populares de este blog