Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

La tendencia del cristiano

«La tendencia del cristiano inmaduro (y también del nominal) es buscar versículos bíblicos que le ayuden a justificar su comportamiento y apetitos actuales para apaciguar su conciencia. La tendencia de un cristiano maduro es leer la Palabra buscando conocer la voluntad de Dios y ser confrontado en sus actitudes y deseos para que su carácter sea moldeado a la imagen de Cristo».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

La magnificencia del matrimonio

«... cuánto más, la magnificencia del matrimonio en la mente de Dios será ininteligible en la cultura occidental moderna, en la cual el ídolo principal es uno mismo, su doctrina principal es la autonomía, su acto principal de adoración es ser entretenido, sus tres santuarios más importantes son la televisión, el Internet y los cinemas, y su más sagrada reverencia es hacia la exhibición del acto sexual desinhibido. Tal cultura encontrará que la gloria del matrimonio tal y como existe en la mente de Jesús, es virtualmente incomprensible».

—John Piper, «This Momentary Marriage» (Este Matrimonio Momentáneo) p. 20

(Traducción: David Franco)

Pensar y actuar: Antónimos

«Si tan solo pudiéramos pensar para actuar y actuar mientras pensamos... Tal parece que para pensar hay que estar quietos, y que para actuar hay que dejar de pensar».

—David Franco, «Acción pasiva y pasividad dinámica»

¡Falta carne en la mesa!

«Por favor, maestros y pastores, las ovejas no necesitan escuchar tus ideas, anécdotas y propuestas políticas y ecológicas, lo que necesitan es escuchar el consejo de Dios expresado a través de Su Palabra. ¿Cuántos minutos dedicas a las ilustraciones, anécdotas e historias y cuántos a la exposición de las verdades bíblicas en tus prédicas y clases?

Deja de dar comida chatarra a la grey, ¡falta carne en la mesa!».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

Oración Eficaz para la Prosperidad

«Oración Eficaz para la Prosperidad:

"Señor, dame la fortaleza para quitar la avaricia y la codicia de mi vida, o para eliminar cualquier residuo o indicio de estas, para que entonces, pueda prosperar en Tus caminos"».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»