Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

Conformar y Contentar

«Puedes pensar que eres más feliz cuando te conformas con el lugar en donde estás y con lo que tienes, pero no te acercarás ni un poco a la felicidad, hasta que dejes de conformarte y comiences a contentarte con ello».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

Vista corta y larga lengua

«Tener un vocabulario pobre o uno amplio pero escaso en acepciones, puede ser peligroso para las relaciones humanas. Agrega arrogancia a dicha condición y tendrás a un necio corto se vista y de lengua larga».

—David Franco, «Mutación en la Comunicación: Discapacidad de la Lengua»

Los no alcanzados son...

«Hacer discípulos, alcanzar a todas las etnias, los pueblos, las naciones: este es el mandato.

»¿Y qué de los "no alcanzados" y las metodologías de medición para determinarlo?

»Yo quiero proponer que una persona no alcanzada es cualquiera que esté viva y que nunca ha escuchado el evangelio, o que ha rechazado el mensaje de salvación, o que ha escuchado y lo está considerando, o que ha dicho entenderlo y haber “aceptado” a Jesús pero que no ha puesto realmente su fe y confianza totalmente en Él. Y hay muchos en nuestro propio pueblo —nación, etnia—, este en el que vivimos en este momento y en cada rincón de nuestro territorio nacional».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

El rechazo de lo que Dios llamó bueno

«Despreciar la gloria de la masculinidad es rechazar la imagen misma de Dios. Despreciar el tesoro de la feminidad es rechazar lo que la Biblia denomina la gloria del hombre. Ese es el problema del feminismo: es el rechazo de lo que Dios llamó bueno. Ha ido demasiado lejos en sus esfuerzos por solucionar las inequidades de vivir en un mundo caído. Es una rebelión contra el derecho de Dios de ser Dios y nuestra responsabilidad de someternos a él con gozo».

—Sue Bohlin, «Feminismo», Ministerios Probe

Por favor y gracias

«Cuando un cristiano deja de pedir las cosas "por favor" y deja de "dar las gracias", puedes estar seguro de que se está cumpliendo aquel versículo que dice que "las malas compañías corrompen las buenas costumbres" (1 Co 15:33 LBLA)».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

Voluntad, no sentimientos

«La obediencia no tiene que ver con los sentimientos sino con la voluntad. La obediencia no tiene que ver con que te sientas bien, estés a gusto o estés de acuerdo con lo que Dios te ordena; tiene que ver con poner tu voluntad sujeta a sus preceptos y vivirlos».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

¿Anuencia a Sus mandatos?

«Cuando Dios dice que obedezcamos, no lo dice para que lo hagamos como una demostración de nuestra anuencia a sus mandatos, sino como una demostración de que nuestra voluntad está sujeta a su soberanía y autoridad y, por lo tanto, la sometemos a la voluntad suya y hacemos lo que nos pide, a pesar de nuestros sentimientos, emociones y opiniones».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»