Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

SASH (Síndrome del Abram Sin Hijo)

«Los servicios —"cristianos" o seculares— de citas o búsqueda de pareja en línea, cuando son usados por los cristianos, develan algo importante acerca de la salud de estos últimos, y es el hecho de que sufren del "Síndrome del Abram Sin Hijo" (SASH) que genera en ellos un pensamiento totalmente desacertado como este: "Dios actúa tan lentamente, que hay que ayudarlo para que pueda cumplir Su voluntad aunque los medios no sean los que Él aprueba"».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»

Hacia dónde apuntan tus prioridades

«Revisa en qué gastas tu tiempo, dinero y esfuerzo, adónde va la mayor parte de ello; hacer esta revisión te mostrará hacia dónde apuntan tus prioridades. Si tu inversión no es en el cumplimiento de lo que Jehová Dios explícitamente te señaló en su Palabra, entonces aquello en lo que estás invirtiendo es tu ídolo».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»

Gracia y disciplina paternales

«Es difícil para cualquier padre cristiano guardar un equilibrio entre gracia y disciplina y entre comprensión y límites, cuando se trata de la educación e instrucción de un hijo. Pero no es imposible y la herramienta a mano, es la Santa Biblia. Padres, no se dejen llevar tan solo por los libros y los artículos, no importa si el autor es el más aclamado experto en crianza cristiana de hijos. Déjense llevar, literalmente, por la Palabra de Dios; Él es el diseñador de la familia y es el Padre modelo para los padres».

—David Franco, «Un Diseño Permanente»

Cristiano sin dones: iglesia infantil

«El cristiano que no conoce —o dice no conocer— sus dones, es uno que juega en "la liga infantil del cristianismo". Por otro lado, la iglesia que no reconoce —o desconoce— los dones de sus miembros y por consecuencia, no les permite ejercerlos, tiene uno o varios de los siguientes problemas: ignorancia, apatía, envidia o pereza o bien, tiene un liderazgo celoso de su posición, autoritario o ignorante; y puede ser que hasta sufra de todo lo anterior. En cualquier caso, esta iglesia es "el equipo cristiano infantil" ideal en donde el cristiano "sin dones" puede jugar».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»

Gnomigética

«Gnomigética. Disciplina que defiende vehementemente la opinión propia como si fuera palabra inspirada por o revelación directa de Dios. Termina siendo un despliegue de erudición sin iluminación; una exhibición de arrogancia obcecada, que es egolatría. (La humildad y mansedumbre no solamente son deseables, sino que son demandadas por Dios en sus hijos: "Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión" [Romanos 12:16])».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»

Glykosgética

«Glykosgética. Disciplina que lucha a brazo partido por la dulcificación del mensaje de las Escrituras, para que pueda ser proclamado de manera suave y aceptable al paladar del interlocutor. Logra su objetivo al cercenar el mensaje bíblico o al adicionarle "ingredientes" de la sociología, psicología, mercadotecnia, etc. para hacerlo meloso. (El mensaje de Dios es tal y como se encuentra en su Palabra, sin adiciones ni omisiones: "Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema" [Gál 1:9])».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»

Kairosgética

«Kairosgética. Disciplina que defiende la búsqueda del momento y tiempo "más oportunos" para hablar del consejo de Dios sin importunar, tanto al cristiano como al no cristiano. Su búsqueda es infructuosa; nunca encuentra ese "momento ideal" y termina guardando silencio respecto de temas importantes. (Olvidan que sólo los tiempos de Dios son adecuados y oportunos: "que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo" [2 Tim 4:2])».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»