Ir al contenido principal

Como un partido de Fútbol Americano

«Los viejos cristianos hemos creado confusión en los nuevos cristianos pues les hemos dado a entender que el cristianismo es como un partido de Fútbol Americano. Han entendido que el novato llega al equipo y se sienta en la banca, todo el tiempo que sea necesario hasta que por fin un día, se presenta la oportunidad de su vida para jugar la posición que siempre soñó. No les hemos dicho que, si bien el que llega se sienta en la banca, es solamente para atarse las correas de los zapatos para inmediatamente levantarse a llevar el agua, cargar la utilería, llevar mensajes, estar disponibles para cualquier tarea que se les solicite y animar a los que ya estaban en el partido, amén de entrenar al mismo ritmo de todos los demás; y todo para aprender haciendo, no solo oyendo. Eso significa que nadie se queda en la banca: todos juegan».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»


Comentarios

Entradas populares de este blog