Ir al contenido principal

No vivas para tus hijos

«Padres, amen a Dios, amen a su esposa y en amor, preparen a sus hijos para el peligroso mundo que los espera allá afuera. Hacer otra cosa aparte de esto, hará que tu fe se vea como una de autocomplacencia. Dios merece mucho más que ser solamente representado [por los padres] de esta manera. La autocomplacencia destruirá, en última instancia, a ti y a tus hijos. Intentar "salvar" tu vida a través de tus hijos, los consumirá también a ambos. No vivas para tus hijos, ¡vive para Dios!».

—Jay Younts, «"Por qué nuestros hijos se alejan de Dios - otra perspectiva"» (Traducción: Ministerios Jesús 24x7)

Comentarios

Entradas populares de este blog