Ir al contenido principal

Robo y traición

«Tomar algo que no te pertenece, sea por la fuerza, engaño o seducción, es robo. Y si lo tomas de la casa o la familia de un amigo o hermano en Cristo, además es traición. En todo caso, ofendes a Dios y a tu prójimo y eso lo aborrece el Señor».

—David Franco, «Cristianismo Ficción»


Comentarios

Entradas populares de este blog