Ir al contenido principal

Las dos caras del consuelo

«Consuelo no es solo recibir un abrazo, una palmada en la espalda y palabras suaves cuando sufrimos por sentir culpa, también es recibir el mensaje de que, a pesar del dolor que nos provocan nuestros errores, faltas y pecados, hay siempre la oportunidad del arrepentimiento y de la confesión delante de Dios y, aunque tengamos que pasar por la corrección y la disciplina del Señor, somos perdonados, nuestros pecados son lavados y nuestra comunión es restablecida».

—David Franco, «La Carrera No Ha Terminado»

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Ministerio pastoral o Liderazgo Laissez-faire?

«Cuando el o los líderes en una iglesia permiten que uno o más conflictos entre los hermanos crezcan, y permanecen sin intervenir para restaurar la relación de los hermanos, con Dios y con la iglesia, significa que estos líderes han abandonado el ministerio pastoral, ejerciendo un liderazgo liberal (Laissez-faire) en lo espiritual».

—David Franco, «El Pastorado Bíblico: una carrera de fondo»

Aviso de Copyright

Es mi deseo aclarar que estoy a favor de los derechos de autor de cualquier obra de corte cristiano. Estoy a favor por dos razones principalmente. La primera es porque esta figura legal coadyuva a evitar que se desvirtúe lo dicho por el autor y la segunda es que se evita también, que la obra sea utilizada para fines equivocados. Por lo demás, las licencias de uso cuasitotal, Creative Commons o CopyChristian, me parecen las adecuadas para dichos escritos ya que la promoción del Evangelio y la Verdad no debe generar regalías. (Por supuesto, está el tema de los ministerios que se sostienen a través de la venta de sus obras, pero ese es un asunto de discusión aparte).
Dicho lo anterior, aviso:
Todo el contenido original y el proviniente de cualquier sitio de la Red Jesús 24x7, se rige por la licencia de Creative Commons (ver licencia) por lo que dicha información y contenido textual podrá ser utilizado, publicado, aprovechado, duplicado y compartido con todo el mundo, siempre y cuando se r…