Ir al contenido principal

Bendice abundantemente a otros

«Si el Señor te bendice con muchos bienes materiales, ¡gloria a Dios! Bendice tú, abundantemente a otros. Y si el Señor te bendice con pocos o casi nada de bienes materiales, ¡gloria a Dios! Bendice tú, abundantemente a otros».

—David Franco, «Si me conviene escucho, si no, pues no» en ¡Ya Levántate!

Comentarios

Entradas populares de este blog